sábado, 25 de agosto de 2012

Infancia y superación


Otra vez estoy aquí,perdonar cuando este unos días sin conectarme,pues hay día que no me apetece,no estoy inspirada.
Desde pequeña y a pesar de los problemas que tenia,dislexia,un retraso mental leve provocado por unas convulsiones que tuve con dos años y que me dejaron unos segundos con el cerebro parado,era niña y como todos sabemos los niños tienen una fuerza interior mas grande que la de los adultos,me encontré en una época que los colegios ignoraban a los tontos,los dejaban en las filas de atrás y solo enseñaban a quien quería aprender,en los colegios no habían psicologos,ni logopedas,ni nada de nada,gracias a dios esto a día de hoy a cambiado,espero que con los recortes que están haciendo para nada afecte a los niños que tienen un problema y necesitan de un profesional para salir a delante.
A pesar de esto y de que venia de una familia desectructurada y con muchos problemas escale montañas,no me rendí nunca,si yo era la fea de la clase,la tonta y eso en mi fue creando un alejamiento hacía la soledad,mis problemas eran míos y dentro de mi quedaban,pero yo quería ser alguien normal,encima de todos los problemas que tenía os hablare del que creo que mas me a marcado y que es por eso que acabe como he acabado nunca me quise,he querido y quiero a mucha gente pero desgraciadamente yo no quería ser como era,imaginaba muchas cosas,pues mi mundo como era una mierda,pues me pasaba mas el tiempo imaginando,imaginando que era guapa,que encontraría el amor de mi vida,que tendría muchos hijos,que era la mas lista de la clase,que todos querían ser mis amigos,que por una vez yo era protagonista,pero los sueños,sueños son y cuando ponía los pies en el suelo y me miraba en el espejo sentía rabia,de ser quien era,de no valer para nada (eso es lo que siempre pensé de mi).
Pero a pesar de todo esto que os explico luche y luche y acabe siendo parte de lo que quería,fui capaz de cuidar e intentar educar lo mejor posible a mis princesas (mis sobrinas) y creo que lo hice bien,pues son unas niñas que tienen unos valores,una sensibilidad muy grande,todo el mundo las quiere,por suerte ninguna se parece a mi.
Encontré el trabajo de mi vida de educadora social en una residencia con adultos con discapacidad psíquica,a veces me pregunto si fue una suerte o una desgracia encontrar el trabajo,mas adelante entenderéis porque,a día de hoy estoy de baja pero como echo de menos a mis chicos,una vez al mes voy a visitarles y la verdad que la empresa al enterarse de lo que me ocurría,me a mostrado su lado mas humano y están apoyandome y deseando que me recupere lo suficiente para volver a la carga,espero que sea pronto. Bueno con hoy y con esto que escrito,creo que paro mañana continuare.Saludos
Ocultar esta publicación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada